¿Por qué educación y sanidad públicas?

Existe una corriente de opinión ligada al neoliberalismo, personalizado en España en algunos dirigentes del PP como Esperanza Aguirre, que repite el mantra de “lo privado es más eficiente” como motivo fundamental para privatizar total o parcialmente los servicios de educación y sanidad públicos en España, es decir, gestionados por el Estado. Sin embargo, ese mantra no es respaldado por sus defensores con evidencias y/o argumentos, se reduce a una cuestión de fe.

Asumiendo la lógica (perversa) de que las personas somos clientes de los servicios públicos, identifico una variable fundamental a la hora de argumentar que lo público debe ser más asequible: El poder de negociación de los agentes implicados.

La retribución de los profesionales en educación y sanidad es negociado por el Estado (C.C.A.A. en realidad) como intermediario de todas las personas usuarias, nosotras. El Estado, agente comprador o cliente, cuenta con mayor poder de negociación del que tendríamos los ciudadanos por separado, y por tanto necesariamente debe obtener mejores precios.

Así, la retribución de los profesionales en la educación y sanidad españolas, supera el salario medio en multiplicadores razonables (1,5x-3x), suficientes para otorgar una posición social acomodada.

“Manifestación marea verde” by EVaquer

¿Y por qué nos interesa, como sociedad, asegurar un acceso asequible a educación y sanidad?

La educación y la sanidad -capacitación, salud- son los servicios primordiales para garantizar la igualdad de oportunidades, es decir, la posibilidad de que cualquier persona pueda prosperar socialmente, independientemente de su contexto inicial.

Como sociedad, simplificada (de nuevo, de forma perversa) a un grupo de personas asociadas para producir y consumir bienes y servicios, cuanto mayor sea el nivel de capacitación y salud de cada persona asociada, mayor prosperidad total, y menor cantidad de esfuerzo requerida individual. O dicho de otro modo, es más fácil y menos costoso prosperar cuanto más capaces son las personas con las que te asocias.

Como sociedad, nos irá mejor con educación y sanidad públicas:

  • Mayor capacidad de negociación implica reducción del coste y, por tanto, reducción de la barrera de la entrada.
  • A mayor número de personas beneficiarias, mayor capacidad agregada para producir y menor esfuerzo individual.
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *