Archivo de la etiqueta: economía

De la cultura del cemento a las inversiones rentables

En la época del cemento, toda ciudad anhelaba su Guggenheim y todo alcalde o alcaldesa sus tijeras cortando cintas. Nada mejor que una placa conmemorativa con su nombre en el nuevo y deslumbrante whatever.  Cuánto más grande, en coste y superficie, como el burro, mejor. Ande o no ande. Los euros de tod@s no son de nadie. Y todo nuevo whatever, por nuevo, es en potencia el mejor handerklander del mundo mundial. Nos situará en el mapa, nos verán desde la Luna. “Póngame usted cuarto y mitad de Guggenheim, o mejor, dos”. Ya pensaremos después en usos, gastos e ingresos. “¿Rentabilidad -económica, social y medioambiental-? ¿Sosteni-what? Pero hombre, ¿cuánto vale ser visto desde la Luna?”.

A los que la vida nos ha obligado a saber sumar y restar, porque al final de mes había que pagar sueldos, nos cuesta demasiado entender la cultura del cemento y su modelo de negocio: Construir infraestructuras sin evaluación pre ni post. “Humanizar” calles. Incrementar deuda hasta convertirla los intereses y amortización en la segunda o tercera partida en el presupuesto. Bajar impuestos, o al menos comprometerlo, para compensar la frustración. Cortar más cintas… Y en año electoral triplicar el gasto en prensa y publicidad para vestir al rey desnudo. “Somos un ejemplo de gestión: Un nuevo y flamante handerklander, n-cientas rehumanizadas aceras…” Y dos huevos duros.

Y con todo, la cultura del cemento no estaba muerta, estaba de parranda. Grandes gestores confían en volver a la decada pasada, como si fuera posible antes, ahora o nunca. ¿En qué medida mejora la sostenibilidad -económica, social y medioambiental- de una sociedad remozar aceras o inaugurar nuevas instalaciones sin asegurar siquiera el mantenimiento y uso de las ya existentes? “¿Rentabili-what? Si Pepito proyecta un handerklander de 100 millones, ¿cómo va a conformarse nuestra ciudadanía con uno de 20 o 30? Cállese usted la boca y acérqueme unas tijeras!” Si Pepito se tira de un puente… decía mi madre.

En las preocupaciones de la sociedad española recogidas mensualmente por el CIS, el pódium es: (1) paro, (2) corrupción y fraude, (3) economía. Las nuevas infraestructuras y las humazaciones de calles no permiten atajar esas preocupaciones. Sólo maquillan paro y economía, pero de forma temporal e insostenible, porque no generan recursos. El maquillaje nos hace vernos mejor ante el espejo, sí, y el cemento nos mantiene distraidos mientras llegan las siguientes elecciones. “¡Quiero portada a 3 columnas sobre la belleza del nuevo traje del rey (desnudo)!”

Lo bueno del ecologismo en estos días es que para mantener el equilibrio con el medio ambiente, debemos crear empleo y mejorar la economía. La sostenibilidad genera nuevos recursos. Su modelo de negocio es, valga la redundancia, sostenible, a través de inversiones rentables. A día de hoy, #noHayEconomíaSinEcología.

En un próximo post, citaré referencias de acciones sostenibles a nivel municipal, proyectos que generan nuevos recursos y empleo a través del ahorro y la eficiencia. Inversiones rentables económica, social y medioambientalmente. Menos handerklanders y más sentidiño. Stop cemento.

Share

Recortes y notas sobre “España 3.0” de Javier Santiso

Libro “España 3.0” de Javier Santiso, algunos recortes y notas personales:

“Tenemos que apostar por la educación (de calidad), la innovación (de verdad), la digitalización y la internacionalización” – Líneas estratégicas de país, con la relevante novedad de la digitalización sumada a las apuestas habituales.

“dieceséis de los treintacinco presidentes del Ibex 35 tienen sesenta y cinco años de edad o más” – Falta de renovación en el liderazgo, obsesión por mantener sillón y poder, en el sector corporativo de las grandes empresas patrias. La innovación se da con mayor frecuencia entre personas más jóvenes, por lo que el liderazgo de los mayores lastra el potencial de innovación.

“Las calles de Madrid […] siguen plagadas de nombres de generales y de militares (más de 350 para algo menos de diez mil calles, sólo en la capital), ¿por qué no cambiarlas por nombres de científicos o empresarios?” – Medida para modificar los ejemplos sociales de liderazgo y éxito, equilibrando las figuras del deporte con científicos y empresarios como ejemplos a imitar.

“Por su posición geográfica, nuestro país debería registerse por el huso horario del meridiano de Greenwich” […] “En España el 65 por ciento de la población se va a la cama después de la medionaoche, uno de los peores registros del mundo” – Adecuación de usos y horarios a Europa, acercando nuestro huso solar al huso horario. Dormir más y trabajar menos horas.

“Si tanto nos preocupa la Marca España, deberíamos entonces dejar de ordeñar la vaca del turismo como si no hubiera mañana. Quizá sobren un millón de turistas” – Descarta el sector de turismo como mito de recuperación económica, con una apuesta por menor volumen con mayor calidad.

“Salvo Corea del Sur, no hay prácticamente ningún otro país que se haya transformado tan rápidamente como lo ha hecho España en las últimas décadas del siglo pasado” – Israel y Corea del Sur como ejemplos de apuesta por la innovación y la digitalización, replicables por España.

“tan pronto un estudiante de cualquier de los tres principales MBA ya mencionados (IESE, ESADE o IE Business School), reciba su diploma le daríamos un permiso de trabajo y visado para cinco años” – Captación de talento internacional como fuerza de trabajo y emprendimiento, apalancado en el liderazgo de las 3 escuelas MBA españolas situadas en el top 20 mundial, cuyo 90% de alumnos es extranjero.

“un sistema de veinte centros de alto rendimiento educativo, con 250 alumnos cada uno, repartidos en cinco cursos, tendría un coste adicional de 45 millones de euros anuales” – Apuesta por selección y promoción de élites intelectuales en eduación secundaria, tomando como ejemplo los centros de alto rendimiento deportivo.

“Volver a construir casas no procede. Tampoco bastará con recibir más turistas. Estos modelos están exhaustos” […] “el modelo de crecimiento de bajo coste, a base de servicios, de turismo y de ladrillo, no es suficiente para generar empleo de calidad y densidad” – Desmitifica los sectores pujantes de la economía española antes de la crisis, construcción y turismo, como prioridades de presente o futuro. Aún siendo sectores intensivos en empleo, nos condenan a un gap de productividad y renta per cápita con respecto a países más industrializados.

“Internacionalización: una vicepresidencia para impulsar el país” […] “Dedicaría el grueso de tu tiempo a sentarse con presidentes y consejeros delegados en Latinoamérica, Norteamérica, Asia y Europa, para convencerles de asentar sus sedes corporativas en España, acometer inversiones y crear centros de innovación y tecnología. De esta persona dependería también todas las agencias de innovación y financiación del país: ENISA, CDTI, ICO. Apalancaríamos ese capital con esquemas imaginativos, creando joint ventures con fondos soberanos y auspiciando fondos bilaterales” – Figura corporativa de VP of Global Business Development, o vicepresidente de internacionalización a nivel de Estado, con galones para negociar con multinacionales y fondos soberanos, liderando también la gestión de fondos públicos destinados a inversión. Profesionalizaría y concentraría a nivel político una función actualmente dividida entre el Presidente, el Ministro de Exteriores y múltiples organismos de promoción exterior.

“quizás ha llegado el momento para España de convertirse en el puente de Latinoamérica hacia Europa – y no únicamente en el de Europa hacia Latinoamérica” – Interesante apuente en cuanto a cómo están cambiando los pesos relativos y dirección de los flujos de inversión de la geopolítica mundial. Latam vuelve a ser un destino laboral y también fuente de financiación, con ejemplos recientes como la compra de las cajas gallegas por parte del venezolano Bancomer, o la entrada en el capital de los astilleros vigueses de Barreras por parte de la compañía pública petrolera del Gobierno de México.

“no nos engañemos: las startups no salvarán el país, no nos salvarán del paro masivo” […] “Las startups no salvarán España si por ello entendemos que resolveran el problema del paro” – Reality check. Las startups son de elevada productividad y baja intensidad en empleo.

“Los hábitos importan. Si queremos cambiar el país, también habrá que cambiar de comportamientos y hábitos personales, profesionales e institucionales” […] “Cambiar los comportamientos lleva más tiempo que cambiar las leyes” – Toda gran revolución comienza cambiando las pequeñas cosas de nosotros necesarias para dar el primer paso. Paciencia y voluntad.

Share

Comentarios sobre “Adiós al crecimiento”

El libro “Adiós al crecimiento”, escrito a 6 manos por Jean Gadrey, Florent Marcellesi y Borja Barragué, plantea una tesis sencilla: El crecimiento económico (del Producto Interior Bruto o PIB) ha sido comunmente aceptado como la solución universal a todos los problemas, pero en realidad es parte del problema, no de la solución.

Concuerdo con la tesis. El crecimiento del PIB ha sido una religión a la que se ha pretendido convertirnos. Ha prevalecido como el indicador más relevante en cualquier noticiario televisivo. Más PIB, mejor, se repite y se da por supuesto. Sin embargo, el PIB no mide el bienestar de una sociedad, es evidente, es un indicador monetario. El tamaño de la tarta puede crecer, y la tarta repartirse de forma desigual, o cocinarse con ingredientes perjudiciales… Más PIB no es mejor ni peor, es más PIB.

Necesitamos nuevos indicadores. Y aquí llega una primera desazón. El indicador estrella de Naciones Unidas, el IDH o Índice de Desarrollo Humano, muestra una altísima correlación con el PIB per cápita por países.  ¿Tesis desmontada nada más empezar?

Todavía no. En salud y educación, a partir de cierto umbral (bajo) de PIB, desaparece la correlación. Según el libro, por encima de 1/3 y 2/3 del PIB per cápita de España, pueden alcanzarse los mismos resultados sin mayor riqueza económica. Es decir, el PIB per cápita influye en el bienestar, pero sólo parcialmente, sólo hasta superar un determinado umbral.

Superada narrativamente esta aparente contradicción, llega la sorpresa, el capítulo “El crecimiento verde, utopía cientificista”. ¿¡Cómo!? Parece que las 6 manos no se pusieran de acuerdo. El capítulo resulta, a mi entender, incoherente con respecto al resto del libro. No soy capaz de encajar las críticas a la economía verde y la “tecnociencia”. Mejor o peor explicado, este capítulo parece un retal encajado sin armonía en un libro ya de por sí complejo de comunicar. Emborrona el mensaje, confunde al lector. La sociedad post-crecimiento se apoya también en la evolución necesaria de la técnica, de la tecnología.

De vuelta al redil, secundo: “ante este panorama de desigualdad estructural, se puede, sin crecimiento económico, mejorar mucho la vida de las familias de bajo poder adquisitivo, mediante la redistribución de los ingresos”. Por supuesto, opino, el problema no es tanto de recursos, sino de reparto. La escasez es en parte una invención para justificar y sostener la creciente desigualdad.

Y avanzamos hacia el concepto de productividad, perjudicado en una sociedad post-crecimiento, ya que según reza: “en los próximos decenios habrá que movilizar mucho trabajo, para producir, sin progresión global de las cantidades (sin crecimiento), bienes y servicios “limpios” y verdes”. Y de nuevo, apoyo la tesis de la necesidad de producir mejor, que no más (unidades). La importancia de lo cualitativo, frente a lo cuantitativo, en términos sociales y ecológicos.

El Planeta es finito, lo sabemos aunque no queramos asumirlo, porque supondría reconocer una culpa y un futuro castigo. Tal y como afirma el libro: “sobredesarrollo en el Norte y subdesarrollo en el Sur son dos caras de la misma moneda. […] es simplemente imposible, ecológicamente hablando, que el Sur pueda seguir y alcanzar algún día un modelo y nivel de desarrollo equivalente al del Norte”. Somos en parte culpables de la situación en el Sur, y  debemos asumir que, el modelo actual, es simplemente insostenible. Debemos cambiar.

Finalizo con la aseveración realizada cada vez por los activistas políticos ecologistas, al referir la crisis. La crisis es triple: financiera, social y ecológica. Y como reza el libro: “El gran cambio de dirección […] implica una economía al servicio de una sociedad sostenible en todos los planos: ecológico, social, financiero y económico, pero también democrático

En resumen, el libro me ha resultado útil, clarificador con respecto a mis propias convicciones, aunque difícil de seguir en ocasiones, como hecho de retales, sacrificando consistencia tal vez por el hecho de haber sido escrito por 3 autores.

El futuro está por construír. Tenemos la convición de que no será, por imposible, como el presente; y la esperanza, por necesaria, de que seamos capaces de encontrar un camino compatible con nuestra sociedad.

Share

Comentario sobre “Martes Negro”. Hacia dónde: Economía verde.

El televisivo economista José Carlos Díez (@josecdiez) ha publicado un post titulado “Martes Negro”, donde crítica la grave situación de la economía española, en base a los resultados de la Encuenta de Población Activa (EPA, 1ºT 2014).

Además de dejar un comentario en su blog, me gustaría extenderme algo más con 2 puntualizaciones de un no-economista:

1. “[…] el abismo en el que nos ha metido Mariano Rajoy”

Empecemos presumiendo de memoria de más de 24 meses. En el abismo nos han metido PSOE + PP, ambos. Lo han hecho con mucha corrupción institucional, e inversiones en mega infraestructuras sobredimensionadas o innecesarias.

2.  “[…] lo primero es poner a la economía a crecer en una senda sostenible”

Las recetas económicas de PP y PSOE se parecen, mucho:

  • El PP apuesta por mucha austeridad para reducir el déficit, ganando competitividad gracias a la devaluación salarial y precarización social. Si cobramos menos y vivimos peor, venderemos más.
  • El PSOE apuesta por bastante austeridad, lo mismo pero con menor precarización social. Mismo veneno, pero en menor dosis, gracias a mayor inversión pública.

Un hipotético nuevo “Plan E” y sus aceras remozadas no sirvieron ni servirán. Tampoco la obra pública de mega infraestructuras o viviendas, nos sobran las actuales. Yo digo sí a crecer de forma sostenible a través de inversión pública, pero ¿hacia dónde? ¿cómo?

Parte de la solución está en la economía verde, o transición ecológica de la economía, capaz de dar una respuesta compatible con la sosteniblidad económica, social y medioambiental.

La inversión pública bajo las directrices del Green New Deal”, reduciría nuestra dependencia energética, apostando por sectores de elevada creación de empleo: energías renovables, rehabilitación energética de edificios, gestión de residuos, transporte y agricultura ecológica.

Europa puede volver a ser una referencia. Más pronto que tarde, tanto China como USA tendrán que reducir sus emisiones y apostar por un crecimiento económico compatible con el medio ambiente. Europa está en la posición idónea para liderar la transición ecológica de la economía mundial.

Share

Notas sobre “Makers”, de Chris Anderson (I)

Chris Anderson fue durante varios años el editor jefe de Wired, revista de referencia en cuanto a tecnologías emergentes. He leído 3 libros suyos. Desde “The long tail: Why the future of business is selling less of more”, le profeso una profunda admiración, por la sencillez con la que es capaz de sintetizar y comunicar nuevas tendencias, popularizando conceptos que acaban por introducirse en nuestra cultura y lenguaje diario.

Por ello, he elegido un libro suyo, “Makers: The new industrial revolution”, como referencia para empezar a compartir notas de libros vía subrayados y tweet-comments a través del blog, un deseo de compartición pública siempre procrastinado, hasta hoy. 

En síntesis, “Makers” desarrolla la hipótesis de que nos encontramos ante la Tercera Revolución Industrial: “Atoms are the new bits”. La democratización de los medios de producción digitales, la evolución a la que hemos asistido en internet, ha llegado al mundo físico.

Makers cover

Makers

1) “This may surprise many people, especially those with fancy business degrees, but there is a direct correlation between having customers and having a business” #surpriseSurprise #havingCustomerMatters #revenueMattersMost

2) “Bits have changed the world. We, however, live mostly in the world of atoms, also knows as the Real World of Places and Stuff” #bitsAreComing #realWorldBeatsDigital #iLoveRealStuffToo

3) “The great opportunity in the new Maker Movement is the ability to be both small and global. Both artisanal and innovative. Both high-tech and low-cost. Starting small but getting big” #internet4AtomsStuff #atomsEqual2Bits #buildLocallySellGlobally

4) “in early 2012 the Obama administration launched a program7 to bring makerspaces into one thousand American schools over the next four years, complete with digital fabrication tools such as 3-D printers and laser cutters. In a sense, this is the return of the school workshop class, but now upgraded for the Web Age” #pretecnologiaEvolution #educationMatters #futureIsToday #manufacturingi18nBack

5) “A service economy is all well and good, but eliminate manufacturing and you’re a nation of bankers, burger flippers, and tour guides. Software and information industries get all the press, but they employ just a small percentage of the population” #manufacturingEconomy #buildForReal #thinkingOfSpain?

6) “The move from hand labor to machine labor freed up people to do something else. Fewer people in society were needed to create the bare essentials of food, clothing, and shelter, so more people could start working on the nonessentials that increasingly define our culture: ideas, invention, learning, politics, the arts ,and creativity” #moreFreeTimeJustToThink #avoidNonValueAddedJobs #humanKindEvolution

7) “Transformative change happens when industries democratize, when they’re ripped from the sole domain of companies, governments, and other institutions and handed over to regular folks” #democratizeEverything #crowdWhatever #futureIsBrighterThanItSeems

Mucho “food for thought” y decenas de horas de potenciales debates en pocas palabras. Guardo las siguientes siete notas (vía subrayado y tweet-comments) para otro día y otro post.

Share