Archivo de la etiqueta: Equo

Buen vivir y cambio climático, la “casta” de EQUO

Durante la II Asamblea Federal de EQUO, celebrada en Madrid el pasado fin de semana, participé en las sesiones presenciales del grupo de trabajo sobre la ponencia política -estrategia del partido los próximos 2 años-, cuyo resumen y conclusiones fueron publicados en la web (pdf) tras su aprobación en plenario.

A destacar, varias discusiones semánticas, sobre si emplear unas u otras palabras, para difundir objetivos y con consecuencias sobre la comunicación. ¿Es mejor utilizar términos conocidos, o vale la pena optar por un mensaje más sofisticado?

Con seguridad, lo primero es más eficaz. La “casta” de Podemos es un buen ejemplo de término protesta, exitoso por ser capaz de resumir de forma sencilla una posición contraria a la élite política actual, entendida y compartida por una mayoría.

Siguiendo esta línea, aunque jugando en la liga fácil de vender, difícil de comprar, en EQUO optamos por la vigencia mediática del término “cambio climático” -presente en los medios durante los últimos meses, debido a la situación de tragedia medioambiental a la que nos enfrentamos-, de forma prioritaria sobre “cambio global“, más preciso pero menos conocido.

Por otro lado, el debate más extenso se originó alrededor de la utilización o no del término “buen vivir“, desconocido para el gran público. Y finalmente se impuso, llegando al título de la ponencia:

EQUO ante los retos de hoy y mañana: equidad, sostenibilidad y democracia.
Un modelo para el “buen vivir”

¿Por qué el riesgo -o la ingenuidad, dirían algunos- de sustentar la estrategia política en un concepto tan poco conocido?

En primer lugar, “buen vivir” se refiere a “satisfacer las necesidades de una vida digna, en consonancia con los límites del planeta”. O dicho de otro modo, una existencia sostenible en un planeta con recursos finitos. ¿Acaso no es de sentido común?

En segundo lugar, EQUO tiene como misión la creación de un espacio político verde en España, equivalente al de otros países europeas con mayor conciencia medioambiental. En ocasiones, para generar espacios nuevos deben utilizarse términos nuevos, capaces de explicar el sentido de la necesidad en sí misma.

Por último, el “buen vivir”, como concepto, mejora a mi juicio otros menos afortunados como “decrecentismo” o “antiproductivismo”. EQUO es ecología política, y ello implica ser capaces de alejarse de la dialéctica izquierda-derecha (Estado vs mercado, individuo vs colectivo), y ser capaces de explicar la validez y necesidad de un nuevo eje: productivismo vs sostenibilidad.

Ser pioneros en la utilización de algunos términos puede llenar nuestra espalda de flechas, como la de aquellos aventureros recién llegados al Oeste, o quizás reforzarnos como los abanderados del cambio necesario, hacia el sentido común de un desarrollo sostenible. El “buen vivir” es una apuesta, con el riesgo inherente de toda apuesta, pero coherente y lógica.

Share

Por fin, un partido fácil de botar!

Pois si, segundo a enquisa do CIS, hai un montón de xente que non save a quen botar, e outro vo montón que directamente nin responde á pregunta… Botar está difícil!

45% de avstención nas eleccións europeas de 2004 e 2009… Por que? Todos os partidos políticos son iguais, todos os políticos son uns mentiráns, Europa non sirbe para nada… Botar está difícil!

Porén, por fin teremos un partido fácil de botar! Si, si, les ven. O direi de nobo, por fin teremos un partido fácil de botar! E máis ainda, poderedes votar sen límite: tarifa plana, varra libre, free as in free veer, eat as much as you want…

basket_equo3

Ven ao pabillón connosco e #botaEquo!

Outros partidos políticos reserban pabillóns para facer mitines orientados a forofos axitando vanderiñas e aplaudindo as consignas resavidas do “líder” (ou “lideresa”) sorrinte de turno…

Nós reserbamos pabillóns durante campaña electoral… para xogar ao vasquet! ou valoncesto se preferides. Votar a pelota, tirar, revotear… Esas cousas 🙂

Facémoste dúas promesas:

chapas Equo

1) Non te daremos a chapa! Mais poderedes lebar algunha posta, ou ven entrando a canasta, ou ven a camvio dunha pequena doazón para a campaña 🙂

2) Adicaremos 2 minutos a coñecer Equo, e o resto do tempo a xogar. Equo é un partido fácil de botar, con 2 minutos chega e sovra. Cando se coñece, gusta.

E para o final, o mellor, onde e cando “o partido fácil de botar”:

  • Teo, pabillón de Ramallosa, luns 12 das 8 ás 10 da noite.
  • Ames, pabillón de Bertamiráns, xoves 15 das 8 ás 10 da noite.

#botaEquo!balón_Equo

PD: s/b/v se queres ler este mesmo post doutro xeito 😉

Share

Notas – Cineclube Equo “Oligopoly2”

Equo Compostela celebró ayer miércoles el evento “Cineclube Equo: Oligopoly2”, con la participación de Som Energía, Nosa Enerxía Cooperativa y Plataforma por un Nuevo Modelo Energético.

Cineclube Equo Oligopoly2

Cineclube Equo Oligopoly2

Tras el visionado del documental, debatimos con las personas asistentes durante unos 45 minutos. Me gustaría hacer una breve mención a tres de las cuestiones citadas durante el debate:

1) Las primas a las energías renovables no son subvenciones a fondo perdido.

Efectivamente, las renovables reciben una prima por kW producido. Sin embargo, al entrar en el sistema a 0 €, reducen el precio de la electricidad. Lo que hemos ahorrado en el precio de luz con las renovables, compensaría de forma total o parcial sus primas.

2) La regulación del Gobierno es contraria a la lógica.

“¿Quién no ha cambiando sus bombillas por unas de bajo consumo?… ¿Y esa inversión en ahorro de consumo ha reducido nuestro recibo de la luz? No, en absoluto.”

La regulación de un teórico mercado liberalizado -oligopolio regulado, en realidad-, ha provocado un incremento del precio de la electricidad a pesar de una reducción en la demanda. Es más, al aumentar el coste en el porcentaje de la factura relativo a la potencia instalada (coste fijo) y reducir el del consumo (coste variable), el Gobierno encarece más aún nuestra factura y desincentiva el ahorro. Un sinsentido.

3) No se trata sólo de dinero, queremos poder decidir.

El debate no se limita al precio, qué hacer para pagar menos. Una parte de la población quiere poder decidir cómo producir y consumir electricidad. Las renovables ofrecen la posibilidad de producir energía para autoconsumo con una inversión reducida.

Ya sea de forma colectiva a través de cooperativas de energía renovable como Som Energía o Nosa Enerxía, o de forma individual instalando paneles de energía solar, el desarrollo de las energías renovables ha pertimido democratizar la producción de energía. Las energías renovables empoderan la soberanía energía ciudadana.

Share

¿Por qué Equo?

Soy afiliado de Equo desde 2011. Tras más de 2 años participando en este partido político, me gustaría registrar para mí mismo, y para otros a los que pudiera resultarles de interés, los motivos por los que sigo y seguiré comprometido con Equo.

Equo es el único partido verde (o ecologista) de ámbito estatal, el referente en España del Partido Verde Europeo.  Desde que tengo uso de razón, el ecologismo ha sido quizás lo único inalterable de lo que podríamos llamar ideología personal, a menudo difícil de definir para personas pragmáticas y adaptables al medio como un servidor.

Blanco y en botella, cuando por fin aparece una opción política alineada al 99% con lo que uno tiene en la cabeza, participar en ella, financiarla y votarla es una decisión sencilla.

Y podría finalizar así, pero me gustaría añadir algo más de detalle, para poder leerlo cuando mi memoria falle. En concreto, 3 motivos fundamentales relacionados con:

Quién: Juantxo Uralde

No hay organización sin liderazgo y, para los seres humanos -seres sociales-, esto implica pensar en una persona con cara y ojos, un referente.

El liderazgo en Equo es compartido y paritario, pero para mí, su imagen sigue ligada de forma indivisible a uno de sus actuales co-portavoces y fundador: Juantxo Uralde.

Activista ecologista desde los 80, sin pasado político, fue retenido 19 días en una cárcel danesa por “colarse” en la cena de gala de la Conferencia sobre el Cambio Climático, y exponer una pancarta que rezaba: “Los políticos hablan, los líderes actúan”.

No tener miedo a actuar, poniendo en riesgo su libertad, por defender ideales compartidos, es para mí un claro ejemplo de liderazgo y compromiso social, suficiente por sí mismo para dotar a un grupo de personas de la ética y cultura de organización adecuada.

Qué: Ecología Política

A día de hoy, gran parte de la población es consciente de que el modelo actual de desarrollo, basado en el crecimiento exponencial (consumo infinito de recursos finitos), no es sostenible: ni económica, ni social, ni medioambientalmente.

Sabemos que no podemos seguir viviendo con el modelo de consumo capitalista de crecimiento exponencial. No es físicamente posible. Nos guste o no, habrá que cambiar y adaptarse a algo diferente, y mejor empezar cuanto antes.

En mi opinión, parte de la solución al obligado cambio de modelo pasa por la ecología política. Nadie tiene la respuesta mágica a cómo deberíamos evolucionar desde el modelo actual. Sin embargo, parece de sentido común tomar como punto de partida el respeto por los límites de crecimiento del planeta, ligado también a la sostenibilidad económica y social.

Cómo: Democracia participativa, independencia y apertura

Y sobre todo, el cómo. Aunque los pragmáticos somos más de fondo y menos de formas, en estos tiempos de desafección social hacia los políticos, el cómo, las formas, son primordiales.

La política, o gestión de lo común, es necesaria. Los políticos son personas. Y las personas se relacionan entre ellas en base a la confianza. Debemos reconstruir esa confianza, apostando por representantes cuya prioridad sea el bien común antes que el propio.

Hay muchas ideas sobre cómo recuperar la confianza sociedad-políticos, pero las ideas no tienen ningún valor hasta que alguien las pone en marcha. El diablo están en los detalles. Y aquí es donde Equo destaca, con hechos constatables en pro de un cambio del cómo:

  • Democracia participativa, democracia directa.
    A través de la iniciativa Congreso Transparente, por la cual todos hemos tenido la oportunidad de votar en el Congreso de los Diputados.
    Adiós a las votaciones cada 4 años, adiós a los cheques en blanco. Hola a la corresponsabilidad y a la participación, hola a la capacidad de decisión.
  • Independencia.
    La financiación, de donde viene, importa. Si un banco decide prestarle dinero a un partido, o aún más, le condona una deuda, cuenta. Si una multinacional financia a un partido, de forma legal o ilegal, cuenta.
    Lo hemos sufrido: Los partidos políticos financiados por bancos y multinacionales, gobiernan en primer lugar para sus financiadores y después para los ciudadanos.
    Equo no acepta donaciones de empresas ni solicita créditos bancarios y, por tanto, mantiene intacta su independencia.
  • Apertura y democracia interna.
    Internamente, Equo cuenta con la eQuomunidad, o red social para simpatizantes y afiliados, donde por ej. se elabora de forma colaborativa el programa político.
    De cara a la sociedad, las primarias abiertas permiten elegir los candidatos y candidatas a las elecciones, permiten “diseñar el menú”, en contraposición a “comer el plato del día”.

Por todo ello, participo y soy afiliado de Equo. Votar cada cuatro años no es suficiente. O haces política, o te la hacen.

Share